Larra-Larrau 2010

Crónica por : Jose Antonio Azcona

Un año mas nos presentamos en Isaba para esta durísima prueba.

La mañana esta bastante fresca, aunque el cielo esta limpio y se augura buen tiempo para andar en bicicleta. Después del pertinente y copioso desayuno, este año en el hostal txiki, donde también hemos pasado la noche… nos dirigimos, mi hermano, Vicente y Eduardo, a la parrilla de salida. Solo bajar la cuesta del pueblo hasta la salida y ya tengo las manos congeladas… llegamos pronto con lo que estamos situados en las primeras filas.

Tras una breve espera y en compañía de los hermanos Induraín tomamos la salida. Nada mas salir se produce un fuerte tirón del grupo, que se alarga durante aproximadamente 2 kms, momento en el cual la gente se relaja.

En el comienzo de la subida a Belagua me pongo a mi ritmo sin forzarme en absoluto, como todo el mundo conozco la ruta y hay que guardar fuerzas, subo bastante tranquilo contemplando lo que me rodea y conversando con los compañeros que voy coincidiendo, gran parte de la subida la hago junto a Prudén Induraín que me comenta que solo lleva este año 250 kms. El día esta inmejorable pero al llegar arriba me coloco el chaleco y tiro para abajo. Nos juntamos 4 ó 6 unidades y apretamos un poco para coger un grupo que vemos a lo lejos. Al cabo de unos cuantos kms y un pequeño sofocón llegamos hasta el grupo donde me encuentro con Jesús y Eduardo que se habían marchado en la subida.

Cómodamente en este grupo nos dirigimos hasta Issarbe un puerto que tiene un comienzo terrorífico y poco que envidiar a Larrau. Comienza la subida y sigo con mi plan de no forzar para terminar a gusto la subida a Larrau. Al comienzo de la subida se van para adelante Jesús y Eduardo, yo sigo a mi ritmo lo bueno de este puerto es que aunque tiene rampas muy duras te permite unos pequeños respiros con lo que ahoga pero no mata. Pasados los 6 primeros kms el puerto se abre y se hace mas tendido. Justo antes de llegar a esta zona alcanzo a Eduardo, y más o menos juntos llegamos hasta el avituallamiento donde paramos, descansamos y llenamos el buche. Al tiempo de marchar nos encontramos con Lolo y nos saludamos…

Arrancamos del avituallamiento y comenzamos la bajada, donde Eduardo me lleva a una velocidad endemoniada, y eso que el piso no esta en las mejores condiciones. Llegamos a coger a un pequeño grupo donde nos asentamos y damos por  bueno el avance. Al terminar la bajada, llega la desgracia del día, para mi claro, hacemos una rotonda y llegamos a una zona de11092010 gravilla, voy reteniendo la bici poco a poco pero llego al puente donde ha curva y un montón de gravilla y ala pues al suelo, me hago un rasmazo en la rodilla, pero me preocupa mas la bici, rápidamente compruebo que todo funciona y retomamos la marcha, agradecer a Eduardo y algunos compañeros en ese momento que pararon preocupándose por mi. La rodilla escuece un poco, pero me la lavo un poco con el agua del botellin y  procuro ignorarla, me noto también en hombro un poco magullado pero no quiero ni mirármelo.

Y comenzamos el verdadero coloso de la jornada, Larrau, los tres primeros kilómetros hasta el avituallamiento ya nos van avisando que la cosa se va a poner seria, llego al avituallamiento y espero a Eduardo que se ha quedado un poco atrás, aprovecho para volver a limpiarme la herida, comer y beber algo. Llega Eduardo algo desmoralizado, intento animarle y arranco a la tarea. Nada mas salir del avituallamiento las rampas se  presentan mas que serias, pasado el pueblo voy a meter todo y “mierda” tengo que echar pie a tierra, se me ha salido la cadena; paro la meto y para arriba. A partir de entonces ando con mucho cuidado cada vez que hago un cambio de velocidad.

Me meto en mi mundo y a mi ritmo y casi sin enterarme me encuentro subiendo la última rampa a Erroimendi, donde paro y como y bebo algo, aún nos queda un tramo bastante exigente. Me lo tomo con calma aunque realmente me encuentro con fuerzas, no quiero que me aparezcan los calambres y llevar al traste una maravillosa subida, poco a poco voy alcanzando la última rampa, donde me permito el lujo de forzar un poco mas. Llego arriba con la satisfacción de haber disfrutado de la subida, sufriendo pero sin llegar a reventar por ningún lado. Comienzo la bajada, y al cruzar el túnel me trago un bache y “zas” pinchazo en la rueda delantera, paro y cambio la cámara todo lo rápido que puedo. Tiro para abajo, bajada para disfrutar, bajo rápido pero sin arriesgar demasiado. Nada mas terminar la bajada, comienza la subida al21082010024 último puerto de la jornada Laza, es corto pero a estas alturas ya se hace duro, lo cojo con fuerzas y lo subo a buen ritmo, llego arriba sólo y sólo hago los últimos kms de bajada y llano favorable hasta Isaba, en este tramo me exprimo a tope y lo hago a buena velocidad.

Al final un día inmejorable, por el tiempo y por lo que hemos disfrutado de nuestro deporte favorito

.

Ahora ducha, masaje, comer y todos para Lodosa.

Salu2 y a cuidarse

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *