salida 6 Mayo 2012

Crónica por: J.A.Azcona

Otra mañana en el sitio de costumbre nos volvemos a juntar para realizar el “paseo” programado. Hoy toca un recorrido muy exigente, sobre todo si se quiere hacer demasiado rápido. La mañana esta gris, para cualquier cosa, aunque no hace mucho frio.

Todos sabemos lo que hay así que partimos con tranquilidad dirección Sesma, “vaya sin calentar y ya empezamos subiendo”.  Nos sirve para entrar en calor. Desde aquí hasta Arroniz vamos sin prisa pero sin pausa. Antes de llegar a Arroniz la carretera pica hacia arriba y cada uno coge su ritmo, o el que puede, hasta Urbiola donde hacemos un pequeño reagrupamiento que nos dura unos 10 metros, entre  unos y otros, y que comienza una nueva subida hasta Olejua, terminamos de nuevo como el “rosario de la aurora”. La bajada hasta Oco es muy rápida. Hecha esta nos volvemos a unir, y casi sin descanso empezamos un nuevo repecho que nos lleva hasta Piedramillera. Otra vez cada uno en un sitio nos volvemos a unir en  el cruce de la general y dos individuos, Katre y Colas, nos abandonan y se cogen camino de Lodosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos encaramos hacia Otiñano desde donde empezaremos la subida al Santuario de Codes, la subida no es muy larga, pero sus rampas del 14-15-16% mantenidas hacen pupa en las piernas.

Yo con el 39/25 me las veo y me las deseo, pero como nada es eterno, poco a poco llegamos hasta el punto de descanso del día. Parada, plátano, barrita… y nos despojamos de ropa ya que parece que sale un poco “manazas”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquí perdemos a otro nuevo integrante del equipo, Eduardo, que marcha hacia Lodosa. Ya queda menos. Con tranquilidad; algunos, porque Arkaitz, sale disparado para hacer solo las subidas de Aguilar y Aras. La primera tendida y la segunda algo mas empinada, pero con el aire a favor se hace fácil. A algunos ya les empiezan a pesar las piernas, así que arriba volvemos a reagruparnos. Comenzamos una larga bajada hasta Viana, de aquí hasta Torres del Rio tenemos que atravesar la zona que llamamos ” Mataburros”, continuos repechones que con las piernas ya como los “petas-zetas”  saben a cuerno quemao. Algunos tiran para adelante y otros nos quedamos con los que andan, hoy, un poco más justos. Llegando a Torres nos esperan Iñaki e Inés. Aquí ya es una zona favorable y cogemos buen ritmo, alcanzamos a los dos escapados, nos esperan un poco, y vamos dirección Lodosa todos juntos. Como no podía ser de otra forma, en el “Alto de Imas” se va aumentando la velocidad progresivamente hasta que llegamos a la recta de entrada de Lodosa, como “spuknicks”. Arkaitz baja un piñón y yo lo intento pero “este tío es muy flaco y muy fuerte”.

 

 

 

 

 

 

 

 

al llegar cada uno tira para casa, bueno todos menos Iñaki, José, Inés y yo que nos vamos a comer chistorra que dan en el polideportivo, nos cogemos un bocadillo cada uno que nos sabe a gloria, así que pedimos ayuda, a María (muchas gracias), y conseguimos medio más para cada uno, “no es cuestión de comernos hasta la intemerata”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alaaaa, salu2 y muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *